La Ley Fundamental de Murphy es un adagio popular en la cultura occidental, que a grandes rasgos dice que «si algo tiene la posibilidad de salir mal, saldrá mal». La ley fue nombrada por Edward A. Murphy, Jr., un ingeniero de desarrollo que trabajó por un breve período en experimentos con cohetes sobre rieles hechos por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en 1949.

¿Nunca ha sonado el teléfono de su casa en el preciso instante en que usted se sentaba en el excusado? ¿Tampoco ha aparecido el autobús que llevaba horas esperando justo cuando se ha encendido un cigarrillo? ¿Nunca ha llovido a cántaros, precisamente el día que había llevado el coche a lavar, ni ha dejado de llover nada más comprar un paraguas?

Es posible que usted se diera cuenta en ese momento de que se estaba tramando algo, que existía un principio universal más allá de su comprensión y que estaba muerto de rabia por que le pusieran un nombre.

También, es posible que usted deseara recurrir a la Ley de Murphy, el Principio de Peter o la Ley de la Gravitación Selectiva, si es que había oído hablar de ellas, sólo para darse cuenta de que se le había olvidado el nombre exacto. Aquí tenemos un pequeño compendio de referencias, que parten del juicio y de la sabiduría de nuestros tecnólogos, burócratas, humanistas y observadores antisociales más deliciosamente dementes.

Lo han elaborado y nos lo presentan con la finalidad de proporcionarnos un ligero «alivio kármico». A lo largo de la historia, los eruditos y los sabios nos han divertido con las leyes del Universo, las estructuras sutiles aunque inmutables que rigen el orden cósmico.

Hemos recibido las Leyes Morales de los religiosos; las Leyes del Karma de los místicos; Las Leyes de la Lógica de los racionalistas y las Leyes de la Estética de los artistas. Ahora es el turno de los tecnólogos y de agudizar nuestro oído colectivo.

LEYES DE MURPHY

Si algo puede salir mal, saldrá mal.

Si algo no puede salir mal, saldrá mal.

Sonríe. Mañana puede ser peor.

Si te encuentras bien, no te preocupes. Se te pasará.

Cuando las cosas vayan bien, algo habrá que haga que vayan mal.

Corolarios:

Cuando se te ocurra la solución ideal, alguien habrá resuelto ya el problema.

No importa la frecuencia con que se demuestre que una mentira es falsa. Siempre habrá cierto porcentaje de gente que crea que es verdad.

Guárdate del día en que no tengas nada que lamentar.

Si explicas algo con tanta claridad que nadie lo pueda malinterpretar, no te preocupes, alguien lo hará.

Si haces algo y estás seguro de que contarás con la aprobación de todo el mundo, a alguien le disgustará.

Los métodos para conseguir más fácilmente el objetivo no suelen funcionar.

Si un experimento funciona, es que algo ha ido mal.

No importa cuál sea el resultado previsto. Siempre habrá alguien impaciente por:

En cualquier grupo de datos, la cifra que evidentemente es correcta, sin ninguna necesidad de comprobación, es la errónea.

Corolarios:

Si un trabajo se ha atascado, todo lo que hagas para arreglarlo sólo conseguirá empeorarlo.

Cuando una persona emprende una tarea, la intervención inconsciente de otra presencia (animada o inanimada) desbaratará sus planes. Sin embargo, algunas tareas se pueden terminar debido a que esa presencia que interviene también está realizando una tarea y, evidentemente, también está expuesta a que intervengas.

Antes o después, puedes tener la más completa seguridad de que se producirán las circunstancias más desfavorables.

Todo sistema se debe diseñar para que se pueda oponer a las circunstancias más desfavorables.

Siempre es más fácil hacerlo de la forma más difícil.

Los sucesos fortuitos tienden a suceder todos juntos.

La pieza más delicada, siempre se caerá.

Cualquier pieza al caer rodará al rincón menos accesible del taller

Partes que no deberán ni podrán ser armadas indebidamente, lo serán.

Todo cable cortado a la medida será demasiado corto.

El cliente que paga menos es el que más se queja

El cliente que llama todos los días para preguntar si esta reparado su aparato, tardara 3 semanas en pasar a recogerlo cuando esté terminado.

CONCLUSION

– Si algo puede ir mal, irá !! ….y será en el peor momento!!
– Si dos cosas pueden salir mal, ocurrirán al mismo tiempo.
-Edsel Murphy-

… Te gusto?
¿Y cual es tu ley de murphy preferida?

2 Comentarios
Nuevos
Antiguos
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
carmen
carmen
13 años

hola todas sus leyes son la verdad

judith
judith
13 años

hola! el comentario que mas me gusto y ademas todos son ciertos pero el primero es. El cliente que paga menos es el que mas se queja. y el cliente que llama todos los dias para preguntar si esta arreglado su aparato, tardara 3 semanas en pasar a recogerlo cuando este terminado. felicitaciones por sus leyes estan muy interesantes.